viernes, 10 de febrero de 2017

ATA ha realizado un nuevo informe sobre los plazos de morosidad de las administraciones públicas con los autónomos

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos ATA ha realizado un nuevo informe sobre los plazos de morosidad de las administraciones públicas con los autónomos. La conclusión es que todas incumplen la Ley de Morosidad, tanto la local, como la autonómica y la estatal, a pesar de la leve mejoría en los plazos. De hecho, el 80% de las administraciones públicas en España sigue incumpliendo la Ley de Morosidad.

Los plazos medios de pago con los autónomos de las administraciones públicas en 2016 son de 72 días. La administración central con 43 días de media es la que paga en un plazo menor, pero sin cumplir lo que establece la ley (30 días). También hay que tener en cuenta que es a la administración que menos servicios prestan los autónomos. Las administraciones locales pagan de media sus facturas a los autónomos en 80 días y las autonómicas en 64 días.

Para la realización de este informe la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA, utiliza para el cálculo del periodo medio de pago la fecha de emisión de facturas o entrega de mercadería hasta su pago efectivo, metodología diferente a la utilizada por el ministerio de Hacienda y AA.PP. que utiliza desde la convalidación de la factura por parte de la administración competente hasta el pago efectivo. Esto da un margen de entre 28 y 32 días que es lo que se tarda de convalidar las facturas por parte de las Administraciones.

Si comparamos los plazos de pago con el tiempo que tenían que esperar los autónomos en 2015 de media vemos una ligera mejoría. De media, las administraciones públicas pagan a los autónomos en 72 días (aquí no tenemos en cuenta a la Administración Central por el reducido número de autónomos que trabajan directamente con ella). Supone 11 menos que el año pasado.

Son las administraciones locales las que peor pagan a sus proveedores y son las únicas que han ampliado los plazos medios, concretamente en 13 días (+19,4%), pasando de 67 días de media en 2015 a 80 en 2016. Tanto la media de la administración central como las autonómicas se ha reducido, fruto del esfuerzo de algunas de las administraciones por cumplir con sus compromisos de pago y con la Ley. En el caso de la administración central lo hace en un único día, de 44 a 43 días de demora. En el de las autonómicas en 34 días. Esta reducción de más de un mes no consigue reducir lo suficiente la media de retraso en pagas las facturas de las administraciones autonómicas que de media tardan en pagar algo más de dos meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada