jueves, 8 de diciembre de 2016

Para transmitir nuestra verdadera identidad es conveniente que los Profesionales Naturópatas integren en su práctica profesional el uso de determinados recursos de la comunicación pública.

Todavía la imagen del Profesional Naturópata continúa plagada de estereotipos y la Naturopatía como profesión parece seguir funcionando como una especie de subproducto de otras profesiones sanitarias, como si estuviese al margen del profesionalismo y la profesionalidad; hecho que se halla magnificada por la ausencia de signos visibles que identifiquen a los miembros de la Profesión Naturopática.

Este estado actual de la imagen pública de los Profesionales Naturópatas es confirmado también, entre otras cosas, por la escasa consideración institucional, el todavía desconocimiento social de nuestra labor profesional, el bajo nivel de desarrollo profesional… son ejemplos de algunos factores actuales que siguen influyendo en la imagen social que hoy tenemos los Profesionales Naturópatas, y que tienen parte de su origen en la identidad de los Naturópatas del pasado, por lo que el público sigue percibiendo a los Profesionales Naturópatas con una imagen poco profesional que justifica que debamos hacer un esfuerzo para cambiar la imagen que transmitimos.

Una de las consecuencias de todo lo anterior es que la Naturopatía todavía no es suficientemente bien conocida y reconocida por la sociedad, y no ocupa el espacio social que le corresponde en razón a su específica contribución a la salud, bienestar y calidad de vida, y todo ello a pesar de la importante evolución que la Ciencia y profesión Naturopática ha experimentado en los últimos decenios, por lo que su imagen continúa viéndose con cierta distancia.

Ese reconocimiento social que todavía no es el que los Naturópatas queremos afecta a fenómenos vitales para el desarrollo profesional del Naturópata, siendo un ejemplo de ello el fenómeno de la profesionalización, dado que como ésta viene determinada por el reconocimiento social o por la importancia que adquiere dicha actividad para el resto de los seres humanos, así como por el desarrollo de un dominio propio y de un control monopolístico de su ejercicio, es fundamental conocer cómo está desarrollándose y transformándose la actividad profesional del Naturópata para saber qué identidad de los Naturópatas y de la Profesión Naturopática se está transmitiendo públicamente y qué imagen están construyendo la sociedad de nosotros.

Para transmitir nuestra verdadera identidad y reformar nuestra imagen social también es condición indispensable que los Profesionales Naturópatas de modo individual comuniquen eficazmente con la sociedad y le transmitan su quehacer, para lo cual es conveniente que los Profesionales Naturópatas integren en su práctica profesional el uso de determinados recursos de la comunicación pública.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada