lunes, 13 de febrero de 2017

Un lenguaje Naturopático común permite el manejo de las mismas realidades científicas, profesionales, académicas y corporativas

Los orígenes de la Naturopatía moderna se remontan a finales del siglo XIX gracias a Benedict Lust. Sus aportaciones tuvieron una significativa influencia en el desarrollo científico y profesional de la Naturopatía . Gracias a este impulso, la Naturopatía se encuentra en casi todos lo lugares de nuestro querido planeta (Europa, America, Asia, Africa y Oceanía).

La Naturopatía actual se contempla y ejerce desde un punto de vista reflexivo y con una elevada responsabilidad al mismo tiempo estamos consensuando una terminología adecuada (y unificada con unos criterios comunes) para evitar la utilización de distintos lenguajes. Este lenguaje Naturopático común permite el manejo de las mismas realidades científicas, profesionales, académicas y corporativas (atendiendo a la complejidad de dicha realidad) y facilitar la búsqueda de pruebas científicas para basar la intervención naturopática en consonancia con la evolución del conocimiento científico.

Y considerando que la Naturopatía tiene un largo pasado pero una historia reciente, todo Profesional Naturópata tiene el deber de tomar conciencia de la importancia que tiene el participar en la evolución de su profesión aportando conocimientos basados en pruebas (investigación) y su experiencia profesional. Pero también somos conscientes, de que todavía queda mucho por investigar, de que se utilizan empíricamente técnicas o procedimientos que no se han estudiado todavía desde un punto de vista científico (ya sea por su dificultad o por la falta de medios). Tenemos el problema del “a mí me funciona y por eso lo aplico” cuya aportación al resto del colectivo es prácticamente nula, aunque sea respetable desde un punto de vista para el bien del salutante siempre que se utilice ese lenguaje común y dentro de una coherencia.

Así pues, aunque a nivel individual nos podamos plantear nuestras propias teorías, pertenecemos a un colectivo profesional en continua evolución cuya identidad (sobretodo en nuestro país) carece de robustez de cara a la sociedad. Ese lenguaje común es el camino trazado para afianzar nuestra identidad como colectivo profesional y, así, poder hacer llegar la práctica profesional Naturopática a toda la sociedad en su conjunto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada