viernes, 25 de noviembre de 2016

La utilización del lenguaje Naturopático ha sido impulsada desde su inicio como una forma de ofrecer un Servicio Profesional de Naturopatía de calidad

El ser humano utiliza una lengua común para expresarse y poder entenderse con sus semejantes. Desde siempre, cualquier rama científica, o que intenta serlo, ha sentido la necesidad primordial de crear un lenguaje especializado que la defina respecto de los demás saberes de la época. Del mismo modo la Naturopatía está llevando a cabo desde hace décadas la elaboración de un lenguaje propio que está permitiendo definir sus conocimientos como disciplina científica y la comunicación de práctica profesional.

La utilización del lenguaje Naturopático ha sido impulsada desde su inicio como una forma de ofrecer un Servicio Profesional de Naturopatía de calidad. Así pues, en estas décadas, uno de los principales desarrollo de la ciencia Naturopática ha consistido en el establecimiento de una terminología común para designar intervenciones y procedimientos de Naturopatía. Para ello hablamos de:

• Terminología estandarizada

• Nomenclatura

• Sistema de clasificación

• Taxonomias

• Idiomas estandarizados

• Lenguaje estandarizado, etc.

Bajo todas estas expresiones, en definitiva, de los que se trata es de aumentar la calidad de los Servicios Profesionales de Naturopatía, a través de una documentación que proporciona información confiable sobre la práctica de la Naturopatía

Un lenguaje estandarizado facilita la recogida sistemática de información necesaria para la toma de decisiones y la comunicación de la información sobre la efectividad de la intervención Naturopática. Un lenguaje estandarizado es un acuerdo sobre una terminología para objetos específicos / condiciones / acciones, que incluyen definiciones. La tipificación del lenguaje, incluso la jerga profesional, son elementos que dan consistencia.

Este lenguaje común permite también avanzar hacia la excelencia de los Servicios Profesionales de Naturopatía , entre otras cosas, porque se puede documentar la contribución Naturopática a la salud de las personas. Igualmente permite definir la profesión, normalizar la nomenclatura de fenómenos, intervenciones y resultados que posibilita el desarrollo de sistemas de información, el avance de los conocimientos científicos Naturopáticos, determinar los costes de los Servicios Profesionales de Naturopatía, distribuir adecuadamente los recursos y comunicar las intervenciones Naturopáticas que realizamos a otros profesionales de las Ciencias de la Salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada